ZOOM A LA OPINIÓN

El Arte Fast Food

 

Se venden sandwiches !!

« - Un completo ?

-Si,

- Lechuga, tomate y cebolla ?

-Eeemm, si.

- Salsa ?

- Sin salsa, gracias.

-Alguna bebida ?

-Eeemm, no.

-Estará listo en 2 minutos »

El arte de nuestros días se resume un poco en eso

A veces, es incluso peor :

« Un menú M12 para llevar »

O incluso

« Un big lo-que-sea , patatas medianas, un sundae y un refresco ! El menú XXL está de promoción, le interesa ? »

Lo cierto es que nos alimentamos muy mal, somos conscientes de ello pero volvemos a caer. Es práctico, rápido y sin sorpresas.

Lo mismo ocurre con el arte, en particular las artes visuales. Siempre queda preguntarnos el por qué : es la sociedad actual capaz de entender aquello que el arte puede aportar al día a día ?

Acaso no vemos que se nos sirve una forma de no-arte hábilmente aliñado con diferentes tipos de salsas, y que, al final acabamos consumiendo lo mismo, es decir : un sándwich grasiento que solo colmará nuestro apetito por unas horas ?

Esto suscita otro tipo de preguntas ; mientras que antaño las élites eran sensibles al arte (pintura, escultura, literatura, música, danza…) y las promueven, nuestros dirigentes contemporáneos parecen cegados a toda forma de creación, excepto si esta es fuente de enriquecimiento (esencialmente financiero) importante.

A partir del siglo XX, los artistas se vinieron esforzando para destruir la vertiente formal del arte puro , creían con ello poder alcanzar la esencia suprema de la creación. Alcanzaron la primera fase pero, lograron su objetivo ? Actualmente, las clases dirigentes finalizan este trabajo reduciendo la creación artística a un producto-mercancía, asegurando la difusión exagerada de las superstars del arte contemporáneo a quienes adquieren sus obras – muy a menudo desprovistas de todo interés artístico- a precios exorbitantes y, explicando a los creadores alejados de los circuitos oficiales, que el arte debe ser accesible y asequible para todos.

No, el arte no puede ser asequible para todos. Imponer a los artistas, que trabajan con empeño en condiciones a menudo deplorables, de vender a precios económicos obras echan con sus tripas y su propia vida, es al mismo tiempo absurdo y contraproducente. Para asegurar esos bajos precios, los artistas producen obras en cadena inquietos por una rentabilidad que raramente se alcanza. Todo ello va en perjuicio del significado. En cuanto a la forma, créeme, en el momento en que el sándwich entra por el ojo, todo va bien.

Pero bueno, todavía nos quedan creadores – y por suerte no solo los jóvenes – capaces de producir obras pictóricas ricas en contenido y formalmente placenteras. Para encontrarlas, basta con querer poner en duda todo aquello que creíamos saber sobre el arte contemporáneo. T. MERLANT

T. MERLANT

 
 

A propos de l’auteur :

Peintre plasticien français, Tâm MERLANT, dit simplement Tâm, a cherché pendant une vingtaine d’année à réinventer la peinture en tant que moyen d’expression artistique résolument contemporain.

Déçu de l’état de la création artistique en France, il a mis fin à sa carrière artistique en 2017.

 
es_ES
fr_FR es_ES